¿Quienes somos?

Es un ministerio que apoya activamente a la Iglesia de Jesucristo en su labor de rescate y sanidad de personas con trasfondos emocional, relacional y sexual distorsionados, que necesitan experimentar el Amor transformador que fluye del Corazón del Padre y restaurar en sus vidas el patrón establecido por Dios revelado en la Biblia. Este ministerio nació en el Corazón de Dios, en respuesta al dolor de personas que han experimentado en sus vidas episodios de adicción sexual y quebrantamiento relacional. Personas que a pesar de sus debilidades y luchas constantes no han quedado lejos del plan y del propósito perfecto de nuestro gran Creador. Pensando en esta gran necesidad que toca las puertas de la Iglesia y ante el silencio de la misma, se ha diseñado un programa de restauración para el adicto sexual que corrige su crisis de identidad y sus múltiples expresiones de quebrantamiento tales como: homosexualismo, lesbianismo, abuso sexual, pornografía, prostitución, idolatría sexual, pedofília, crisis en la relación íntima matrimonial, codependencia emocional, sexo por Internet, entre otros.